Especialmente en las prácticas

Especialmente en la prácticas

  • Sé proactiv@, pregunta, mantente motivad@. Ten los ojos abiertos ya que desde la consulta hasta la cafetería o la sala de espera constituyen núcleos de aprendizaje.
  • Aprovecha los recursos y personas disponibles. Valora la experiencia y los conocimientos de tu tutor, pues de toda oportunidad es posible extraer una lección. L@s profesionales y estudiantes de otras ramas, así como pacientes y familiares, pueden aportar mucho si preguntas con respeto y sin miedo. Apóyate en l@s residentes.
  • Has elegido el privilegio y la responsabilidad de ejercer la medicina, que nace de la sinergia y engranaje de ciencia, conciencia y coraje. Estudia de por vida, evita la lepra social (te tiene que doler lo que duela a pacientes-familias-comunidades) e implícate en la aplicación de cuidados de cálida calidad según equidad (vertical, más a quien más precisa, y horizontal, los mismos cuidados a quienes precisan lo mismo).
  • Compórtate con l@s pacientes y sus familiares como el/la profesional que quieres ser, no caigas en la rutina deshumanizada, aunque te rodee. Preséntate si no te presentan, da la mano y mantén un lenguaje no verbal acogedor. Muestra empatía, mira a los ojos, pide permiso antes de explorar. Sé respetuos@ y olvida el móvil: el paciente se merece toda tu atención. Explora los miedos e inseguridades de tus pacientes, sin frivolizarlos. Tranquiliza y abraza cuando sea necesario, acompaña la vulnerabilidad.
  • No hay enfermedades, sino enfermos”. Que no te deslumbren ni las tecnologías, ni las guías, ni la Medicina Basada en Pruebas pues, siendo necesarias, cada paciente es peculiar en su situación.
  • Ten en cuenta que el diagnóstico tiene que ser oportuno y cierto, por lo que a veces el diagnóstico precoz no es conveniente. Se puede decidir una terapéutica prudente sin llegar a un diagnóstico definitivo; estudia y aprende para lograrlo. Por otra parte, acepta que la medicina no evita la muerte, sino algunas causas de muerte, por lo que un diagnóstico mortal no es un fracaso, sino el comienzo de un proceso de atención para lograr una buena muerte.
  • Sé humilde. Mantén la mente abierta a críticas y sugerencias.
  • Cuando seas tú el/la paciente, aprovecha para aprender desde esa perspectiva.

 

Descarga la guía completa en español, inglés o portugués:

Guía para infectar de escepticemia a estudiantes de medicina

Escepticemia estudiantes 2